EP#139: Cripotomoneda, el lado obscuro del dinero

Todos tus amigos te dicen que inviertas en Bitcoins, así es que sacas tu chequera y escribes “1,000 pesos al Sr. Bitcoin”. ¿Cuál es su nombre de pila? En fin... no es tan fácil, ni debes ir tan rápido... hay muchas cosas que saber sobre las criptomonedas y su lado obscuro. 

Yo soy Rodrigo Llop y yo te cuento. 

Y si... esto es Azul Chiclamino, la realidad de lo absurdo.  

El “bolo”. En un bautizo, es el dinero que los padrinos reparten a los niños que asisten y simboliza la abundancia que tendrá el pequeño en su vida. La verdad, ninguna referencia científica o histórica relevante que citar aquí. Todos la conocemos. Desde el principio, nacemos con dinero. El representado por la abundancia de los padrinos o el de las deudas... Si, algunos nacen con ya con deudas. Nacer no es barato y hay que dejar la tarjeta de crédito o pedir un préstamo para pagar en tandas a los vecinos el nacimiento de los niños. 

David Graber indica en su libro “Deuda, los primeros 5000 años”, que el primer sistema de crédito y deuda se desarrolló hace 5,000 años. Existió en la civilización Sumeria –la antigua Mesopotamia- en el año 3,500 AC. Los granjeros se endeudaban tanto que los hijos eran forzados a la esclavitud para pagar las deudas.  

https://learning.oreilly.com/library/view/islamic-finance-and/9781118990681/c01.xhtml 

Hoy en día no hablamos de esclavitud, pero sí de deudas esclavizantes... No tan distinto a lo que sucedía hace 5000 años, pero esta vez con pagos chiquitos... eternos pagos … chiquitos, eso si... En realidad, poco ha cambiado en el mundo. Claro, vino entonces el oro y la plata, después el papel y el dinero fue evolucionando. Pero no nos compete la historia en este episodio, nos compete el futuro.  

Stuart Haber y W. Scott Stornetta son dos investigadores que en 1991 buscan implementar un sistema de documentos digitales que, como reloj checador, contenían un sello identificador de fecha, hora y descriptivo de la transacción enviada, indica Investopiedia. En tiempos lejanos, -en realidad no tan lejanos, mis queridos milenials- a la hora de llegada en un trabajo había que tomar una tarjeta y estampar en ella la hora de llegada y de salida en un “reloj checador”. Al final de la quincena o semana, se consciliaban las horas manualmente en cada una de las tarjetas y se pagaba acorde a las horas trabajadas. Lo hice yo en mi primer trabajo a los 15 años y lo hacían Ralph el Lobo (primo de Willy E.Coyote) y el Perro ovejero Sam para la Warner Bros. 

Ralph y Sam: https://dai.ly/x5ckqpn (Warner Bros.)

A la tecnología se le llama Blockchain –cadena de bloques- y fue algo verdaderamente brutal, una tecnología perturbadora, pero se quedó ahí. No fue sino hasta enero de 2009 cuando tiene su primera aplicación en el mundo real: Bitcoin

Bitcoin es a primera moneda digital, desarrollada bajo el protocolo Blockchain. Se da a conocer un paper escrito por Satoshi Nakamoto: “Un nuevo sistema de efectivo electrónico de persona a persona sin terceros” donde detalla cómo crear un sistema monetario virtual completamente seguro e independiente. 

https://www.investopedia.com/terms/b/blockchain.asp 

WhatsApp Image 2019-07-18 at 10.04.46 AM.jpeg

 

En una transacción tradicional, usamos dinero o, mejor dicho, papel moneda, el cual está validado por un banco central. Puedes confiar en que el banco de México “avalara la transacción”, en Estados Unidos están más avanzados y van más allá: puedes confiar en La Fed y en Dios –como bien dice el lema en los billetes “in god we trust”. Los bancos centrales certifican o dan confianza a la transacción, a la validez y el valor de la misma. Son quienes respaldan las monedas y las transacciones entre los bancos, por eso cualquier persona intercambia dinero. Una controversia se resuelve ante ese tercero. 

En el caso de las criptomonedas, no existe esa entidad central. Es un intercambio persona a persona, peer to peer. Quien da confianza no es un tercero si no la criptografía, la colaboración y el código, indica Don Tapscott, autor de Wikinomics y profesor del INSEAD y del Trent University. 

https://en.wikipedia.org/wiki/Don_Tapscott 

Don Tapscott, autor de  Wikinomics  y T he Blockchain Revolution: How the Technology Behind Bitcoin is Changing Money, Business and the World

Don Tapscott, autor de Wikinomics y The Blockchain Revolution: How the Technology Behind Bitcoin is Changing Money, Business and the World


Imagina que creas una compañía con cuatro amigos, digamos, Ventilation Weekly, una revista con reportajes y rankings de los sitios más ventilados del país y con tips para ventilar correctamente tu local comercial. Lo desarrollas en un sistema tradicional y entre todos contratan a un contador que se encargue de registrar gastos e ingresos. Cualquier verificación hay que ir al libro principal del contador. El contador es la máxima autoridad, nada se cobra ni se paga sin su autorización escrita. 

En un sistema de Blockchain, todos y cada uno de los socios lleva un conteo de cada ingreso y cada transacción de entrada y salida en una libreta personal. Mientras más transacciones existen, más notas hay en tu libreta... más larga es la cadena de Blockchain. Nadie puede hacer un fraude ya que, si una cuenta falla, habrá tres libretas adicionales para validar el historial de transacciones. Cada transacción se empaqueta en un “bloque” y se “encadena” tras la última transacción. Cada usuario dueño de bitcoins tiene una copia de la cadena de transacciones de todos los demás dueños. No se pierde y no se corrompe porque hay miles de copias. Todo se ventila... como en Ventilation Weekly. 

Bien pues hasta ahora, habíamos hecho transferencias de archivos por internet, pero en realidad habían sido copias. El nacimiento y muerte de Napster fue por crear una red de transferencia de archivos de música de persona a persona - peer to peer- sin autorización y sin pago de derechos. Era copia... era piratería. Lo mismo sucede con archivos diversos, Word, Excell, Powerpoint, PDF... lo que se envían son copias del archivo maestro. Tantos mensajes envías son los mensajes que se copian. Un archivo enviado por mail a 5 personas termina creando 5 originales adicionales al original. 6 en total. Con Blockchain se envía el archivo original. Imagina que ese archivo son 100 dólares. Ahora eres capaz de enviar los 100 dólares originales y no una copia de esos 100 dólares. Ni con ayuda de Dios podrías duplicar esos 100 dólares, menos duplicar panes o pescados.  

El Cambridge Centre for Alternative Finance indica que al 2017 existían casi 6 millones de usuarios de Bitcoins y las transacciones existentes entre esos 6 millones son validadas no po  una figura central, como el Banco de México, si no por una red de computadoras.  

Entonces, si no hay órgano regulatorio central o no hay un país con capital o lingotes de oro atrás, ¿cómo puede operar eficientemente una red independiente para operar las 300 mil transacciones diarias que genera, por ejemplo, Bitcoin? 

https://www.blockchain.com/es/charts 

Bien, pues tú en tu casa puedes poner una computadora para que trabaje 24 horas procesando transacciones de... Bitcoin, digamos. Cuando alguien quiere hacer una transferencia, entonces tu computadora “levantará la mano” y pedirá procesarla. Bueno claro, no levanta la mano porque no tienen manos- sin embargo, debe competir con otras computadoras que también quieren procesar la transferencia. Para decidir cuál es la que lo procesará, el algoritmo de bitcoin publica problema matemático a resolver y la primera computadora que termine de resolverlo, ganará y procesará la transacción. A esa computadora se le acreditará una cantidad de Bitcoins como pago por procesarla. A este proceso se le llama ‘Minar’. Si, como sacar oro de una mina. Es toda una industria hoy en día. La cosa es que no existen computadoras aisladas en casa de alguien. Hay granjas complejas de miles y miles de computadoras procesando transacciones. Propiedad de alguien como tu o como yo. 

El sistema financiero tradicional debe, a través de su banco central, conciliar las transacciones diarias de entre 10, 20 o 50 bancos y después validar transacciones con operadores de tarjetas de crédito y las transacciones hechas en línea, en tiendas de autoservicio o conveniencia como 7Eleven y después de verificar que la segunda caja no esté abierta en el Oxxo, y todos... TOOOODOS deben ponerse de acuerdo. El sistema de Criptomonedas concilia inmediatamente a través de una red distribuida de computadoras que procesará a un costo sumamente bajo cada transacción. Y lo mejor, es que ese sistema no se cae como el del banco. Al ser una red distribuida, siempre habrá otra computadora que procese la transacción. 

Una vez procesada, se genera un nuevo bloque que describe la transacción: origen, destino, fecha ora, monto etc... y lo pega a la cadena original, se distribuye y se envía para que todos los usuarios tengan opia completa de todas las transacciones, como tu libreta de Ventilation Weekly. 

Y tú me preguntarás... -“Oye Rodrigo, entonces ¿Cuál es el futuro del dinero, de las instituciones financieras y de los bancos centrales?” Bien, pues al parecer lentamente vamos a un mundo de criptomonedas. Hasta ahora han funcionado básicamente como... sitios de inversión. Igual que la gente compraba Centenarios, la gente compra Bitcoins y otras criptomonedas. Ahora hay algunos sitios que los aceptan como forma de pago, pero no es algo común todavía, simlemente especulación en un tipo cambiario que va creciendo. 

La generación de millenials ha nacido en un mundo completamente distinto: A demás de ser relajados y caracterizarse por decidir no comprar artículos bonitos de piel como zapatos y carteras y de “invertir” en tenis o Sneakers de edición limitada, basan sus comportamientos en la comunicación y en la movilidad, en usar Uber y no poseer coches, en redes sociales etc. Una ideología muy de su generación. Se cree que ellos son los que utilizarán el Bitcoin mayormente en los próximos 10 años, indica Forbes.  

https://www.forbes.com/sites/ktorpey/2019/04/22/3-key-drivers-behind-bitcoins-price-and-potential-mass-adoption-over-the-next-5-years/#4905da1ae7ee 

¿El gran acierto de Bitcoin? La transferencia de remesas. Es una herramienta efectiva, eficiente y barata que evita el gran mordisco de los grandes bancos y empresas de envió como Western Union entre otros. Un paisano latino puede enviar Bitcoins a su familia con apenas un costo de lo que cobraría una institución bancaria. En Venezuela, el nivel de inflación ha sido del 3.5% diario, indica el NY Times. Un billete de la mañana se desmorona como héroe de Avangers ante el chasquido de Thanos para la noche, perdiendo casi la totalidad de su valor. Tener el dinero en Bitcoins y hacer solamente la conversión a Bolívares de lo necesario permite que una familia sobreviva. Algo más allá del “no quiero cargar dinero, no me vayan a robar”, es tener dinero en una caja fuerte sin que pierda valor, indica NY Times. 

https://www.nytimes.com/2019/02/23/opinion/sunday/venezuela-bitcoin-inflation-cryptocurrencies.html 

Skype y Whatsapp pusieron a temblar a las telefónicas en los 2000s con el “bypass” de las comunicaciones. Ahora es tiempo de que los bancos tiemblen. Por ello, Mark Zuckerberg, CEO de Facebook, se plantea crear una criptomoneda. La Libra –claro, en ingles Libra suena, así como, pues... digamos... elevado, elegante, internacional y hasta místico. Me imagino que se enterará con algún colega latino que la Libra ya existe. Pero en fin... Zuckerberg, indica Vanity Fair, despues de un par de años de dar su “Disculpen, No-Lo-Volvemos-Hacer Tour”, a advocar por la conquista de los sistemas financieros. La visión de Zuckerberg, que incluye una alianza con MasterCard, Visa y Uber entre otras compañías, es hacer una institución financiera paralela a Facebook. Un conglomerado de servicios financieros, transporte y que se yo, seguramente hasta una red social de servicios espirituales por si acaso, total, es el insumo más barato y el que se vende más caro.   

Así es que lo que alguna vez parecía algo independiente comienza a verse como un negocio listo para ser monopolizado por los grandes monopolios que monopolizean todo lo monopolizable... ¿si me entiendes? Pues no es lo único obscuro... -sí, dije oBscuro porque soy de la generación que dice OBSCURO en vez de oscuro, que toma Tehuacán en vez de agua mineral y que cree que usar saco con playera es cool y juvenil.  

Pues en las criptomonedas no hay “cuentas”, solamente una cartera virtual con un número de identificación. En realidad, las transacciones y el dinero se mantienen de forma anónima. El paraíso de la transacción y pago de productos ilegales como drogas, armas, servicios ilegales de diversos tipos –dejémoslo ahí porque hay niños escuchando... pero ya sabes a que me refiero. Cuando este tipo de transacciones, que normalmente son grandes, se mueven hacia Bitcoin entonces la demanda crece y el valor se dispara. Quien invierte y especula en este tipo de “monedas” obtiene beneficios por parte de negocios oBscuros. ¿Impuestos? ¡Na!... Si no hay quien regule o vigile, entonces no hay quien cobre impuestos. Todo el proceso está fuera del sistema financiero. Sin embargo, transaccionar puede ser el punto débil. La frontera entre el mundo financiero virtual de la criptomoneda y el mundo real de dólares, pesos, bolívares debe hacerse con “alguien”, alguien que transaccione y ese alguien puede aprovecharse en tipo cambiario o … desaparecértelo...  indica The Hub... si, porque nadie lo regula.  

https://www.youtube.com/watch?v=mAzoVsPn8Ng 

Fool.com indica que ha habido muchas iniciativas para “incentivar amablemente” la compra de bitcoins por personalidades como Mayweather y DJKaled, quienes fueron contratados para promoverlo. 12 mil millones de dólares fueron recaudados así y tan solo el 8% de ese tipo de transacciones verdaderamente llegan al intercambio en criptomonedas. El resto termina siendo un fraude transaccional.  

https://www.fool.com/investing/2018/12/05/the-dark-side-of-the-cryptocurrency-world.aspx 

Pero ¿quieres oír lo más loco del tema? Satoshi Nakamoto, quien escribió el paper, desapareció en el 2011 sin dejar rastro. Dejó de enviar mails, mensajes, documentos para publicación.  En realidad, nadie lo conoció nunca en vivo. El anónimo personaje se esfumó. Se dice que, con un millón de bitcoins, que hoy deben valer 5 mil millones de dólares. Tal vez está en una estación espacial vigilándonos, tal vez está en su guarida dentro de un volcán en una isla polinesia, tal vez vino del futuro y regresó o tal vez fue la mano de Dios queriendo poner orden o haciéndonos una broma... ¿te imaginas? Sin más ni más, sin tomar el crédito desapareció. Todo esto es muy extraño.  

El Futuro del dinero será muy distinto al presente. ¿Qué tan distinto? Bueno, pues lo que hoy tienes en tu cartera o monedero dejará de existir, al igual que ya no cargamos con cacao –la antigua “moneda” Azteca. Al igual que ya no pagas con doblones de oro tu corsario nuevo o incluso la tarjeta de crédito a la que debes validar con un código y después firmar un Boucher... Tan TAN siglo XX, dejaran de existir. ¿Tendremos cuenta de criptomonedas? Yo creo que sí. No creo que sean Bitcoins, pero sí. Sobre todo, mi calculo es que cambiarán los sistemas financieros por completo. ¿Pagaremos con tweets o con likes? Probablemente sí. Creo que recibiremos ingresos por no consumir plástico, por ser más verdes y por contaminar menos. Pagaremos con créditos de reciclaje. Creo que tendremos mejores beneficios financieros por nuestra reputación y honorabilidad –el día que podamos medirlos, una especie de balance mone-karmático. Creo que el dinero como tal –monedas, billetes y tarjetas de crédito- desaparecerán. Para eso son las huellas digitales o el iris y otros biométricos. Ceo que los gobiernos tendrán que evolucionar porque se quedaran fuera de todo sistema. Rico McPato tendrá que nadar en otra cosa porque las monedas ya no tendrán valor. ¿Y las sucursales bancarias? Seguramente se convertirán en Starbucks.  

 

 

Bitcoin simple: 

https://www.discover.com/credit-cards/resources/what-is-cryptocurrency/ 

Esto fue Azul Chiclamino, la realidad de lo absurdo. Yo soy Rodrigo Llop. Visítame en AzulChiclamino.com. Sígueme en iTunes, spotify, en Soundcloud y en todas las plataformas de podcasting como google podcast, stitcher y todas... suscríbete.  Sigueme en instagram y twitter @rodrigo_llop y en Facebook.  

Gracias. 

 

DR Warner Bros.

DR Warner Bros.