EP#135: Tu color preferido

Piensa rápido y contesta lo primero que te venga a la mente. ¿Cuál es tu color favorito? El mío fue el naranja durante toda mi infancia. Luego me volví más... limón laser o verde grito o rosa mexicano o Azul Tormenta de nieve... incluso rojo radical. Si, son los colores de la línea “neón” de las crayolas... que te puedo decir... eran los 80s... la psicodelia de los colores. Tu color preferido.  

https://www.w3schools.com/colors/colors_crayola.asp 

 

Yo soy Rodrigo Llop y yo te cuento. 

Y si... esto es Azul Chiclamino, la realidad de lo absurdo.  

-“Todo es rosa, que bonito tono” le dije... 

-“No es rosa... es coral”, me contestó... amable, no molesta, pero si sabionda. Muchos años trabajé en el análisis de datos de la industria de retal... tiendas departamentales y supermercados. Básicamente aprendí que hay modas, y las modas traen ciclos ligadas a tendencias y a estaciones y estas ligadas a ingresos. Salvo la mezclilla y la camisa blanca, difícilmente encontraras el próximo año una prenda que te gusto hoy. Tal vez tengas que esperar unos 20 años para que la vuelvas a ver. Sobre todo, porque la moda caduca. Si, igual que los colores.  

Y tú me preguntarás “Oye Rodrigo, los colores caducan”, si... déjame te cuento. 

De hecho, el color de esta temporada –2019- no es nada más “coral”, es “coral vivo”. Si te gusta o no, a las tiendas y a la moda, a Calvin Klein y a Ralph Lauren les importa poco, a Channel, Hermes, incluso a Zara les importa muy poco, porque de todas maneras lo vas a usar. ¿Cómo lo saben? Porque si no te gusta, estas out. Te guste o no el color coral, hay que usarlo este año. Déjame te lo describo: Es un rojo pálido como deslavado por el sol o un rosa mexicano o Fucsia pero apagado. Es un naranja rosado o es un... que se yo... es como un mandril por atrás o un bebé sin talco... pues... pues es color coral.  

Alguna trabajé sobre un proyecto de muebles. “La muestra del escritorio en blanco es la que más me gusta”, dije certero en la junta. Todos los arquitectos y diseñadores se rieron discretamente tapándose la boca. 

“Ese que estás viendo”, me contestaron así medio tímido, “es gis, no blanco...”  

“¿JWAT? ¿Cómo que Gis? ¿Pus de qué color son los gises si no blancos?” le dije a una de las diseñadoras. 

Pues al parecer los gises no son blancos, me vengo enterando varios años después. -Un gis es una tiza o yeso... es con lo que se escribía anteriormente en los pizarrones verdes. Lo que tu llamas blanco es en realidad “blanco gis”, pero hay una serie de blancos que son muy distintos entre sí, déjame tratar de describírtelos:  porque lo hay también blanco fantasma –esto es real, por eso no hay grisas grabadas. Este es el blanco pues... el blanco de los seres vaporosos que se te aparece en la noche, que ya sabes que no son blancos y si no, pregúntale a Guillermo del Toro. El Blanco Alicia que junto con el Blanco lavanda, son el blanco del color del pelo de tu abuelita, entre azul y moradito claro... ¿me sigues? El blanco humo es el blanco de la sal de la fonda o restaruantillo al que vas y que tiene como cochambre grisáceo en el salero. Blanco Beige o blanco lazo viejo es el blanco de los dientes de un fumador... pero de un fumador joven pues porque luego eso ya se convierte en ocres claros. El blanco marfil es el color de las teclas del piano del antrete o cantina que frecuenta el tío Pelayo, más o menos algunas que ya están peladas y muestran la madera de abajo. El Blanco Lino es muy parecido al blanco lino viejo, es el color de la carpetita tejida que esta sobre el televisor de cinescópio de casa de la tía Maruca. El blanco concha marina es el color de la axila de la camisa de tu profe de mate. El blanco melón valenciano es como en tonito verdoso. Es el color de tu abuelito, el que se queda dormido en el sillón y le picas las costillas a ver si todavía respira. Y así te sigues, porque hay muchos más... son blancos si los ves solos, pero si los comparas con otros blancos entonces si notas la diferencia.  Seguro hay muchos más. “Como hombre, soy incapaz de ver la diferencia”, me justifiqué. Eso fue lo primero que se me ocurrió decir en la junta. Y algo de cierto hay en ello.  

https://en.wikipedia.org/wiki/Shades_of_white 

 Las mujeres ven más tipos de tono a diferencia de los hombres, indica National Geographic. Los hombres podemos darles seguimiento a los objetos en movimiento, discriminando el detalle a la distancia. Son adaptaciones evolutivas enfocadas a la recolección y a la cacería del pasado. Desde hace mucho, el cerebro de los hombres y de las mujeres se creó y evolucionó de forma distinta, generándose más o menos neuronas en la parte visual del cerebro. Por eso el rosa que yo veo, es en realidad “coral vivo”. Pero eso sí... si ese vestido estuviera corriendo a gran velocidad a la lejanía en la pradera, sería yo más capaz que ella para visualizarlo... ¿a verdad? La cosa se complica para los hombres sobre todo en los azules, verdes y amarillos. Por eso, es más fácil que un hombre se coma un jamón o el queso echado a perder que una mujer... pues no se distinguen bien los azulitos o verdecitos en la comida a de más de que pues... seguimos siendo cavernícolas y pues todo va padentro...¡que daño puede hacer!  

https://news.nationalgeographic.com/news/2012/09/120907-men-women-see-differently-science-health-vision-sex/ 

Fue en 2007 cuando Ai Yoto realizo un estudio realizando los efectos fisiológicos de los estímulos de color en el cerebro indica Psych Neuro. ¿De qué forma se comporta la presión arterial y otras métricas ante los efectos de mostrar una hoja de color roja, verde o azul en orden aleatorio? Con la intención de medir los efectos psicológicos ¿qué es lo que el individuo contesta ante un cuestionario sobre los colores? Bien, pues el azul, por ejemplo, provocó una exaltación más fuerte que el rojo. El Electro Encefalografo (EEG) mostró valores más grandes con el rojo. La conclusión es que el rojo provoca un estado de ansiedad y mayor nivel cerebral en las áreas de percepción y atención en comparación con el color azul. De igual forma, el azul, indica Steve Palmer de la Universidad de California en Berkeley para Smithsnonian.com, es el color favorito de la mayor parte de la gente. Está asociado con todo lo bueno... agua clara, el cielo despejado y el zafiro de las gemas. En el islam, el verde representa religiosidad por el verde de la tunica de Mahoma. Los colores alteran por lo que representan, no por el color en sí.  Hemos decidido dar connotaciones de alerta al rojo y de tranquilidad al azul. El morado significa chancro y que ya está apunto de desprenderse la extremidad. 
 
https://www.smithsonianmag.com/smithsonian-institution/ask-smithsonian-how-do-colors-affect-our-moods-180957504/#XPZSMXr9zl86G82Q.99 

Pero hay un significado local en cuanto a los colores. El cerebro los asocia dependiendo a estímanos geográficos y de nacionalidad. Por ejemplo, el azul se asocia con IBM, el rojo con Coca Cola indica Thomas Madden, Kelly Hewett y Martin Roth en un estudio del año 2000. Aunque en México me imagino que el amarillo se relaciona con el dolor del crédito vencido de ganó Coppel y el verde Maseca. El estudio concluye que hay una asociación casi tatuada de los colores en el cerebro basado en consumo y mercadotecnia. De ahí vienen, de igual forma, preferencias o aversiones por los colores. El rojo, por ejemplo, está asociado mundialmente con el comunismo por supuesto por la Unión Soviética, por China y muchos otros países con ideologías similares. El movimiento estadounidense en contra del comunismo fue denominado el “Red Scare” o “Temor Rojo” y de ahí el significado político que tiene el rojo y la palabra “rojillo” para hacer referencia a la izquierda –vale la pena escuchar el episodio 109 de Azul Chiclamino, Temor Rojo comunista. El color rojo representa, se dice, la sangre derramada de los trabajadores por las injusticias, indica el International Business Times, sin embargo, también representa pasión o peligro en los letreros y señalizaciones. La naturaleza pinta de rojo muchas de las cosas que no debes tocar como serpientes y arañas. ¿Crees que la manzana roja de Blanca Nieves fue casualidad? No lo creo. Incluso los ojos rojos del compadre indican “ya no le sirvan otra al compadre porque ya no puede más”... ¿Compadre traigo los ojos rojos? … ¡Pus tráigaselos compadre! Hay mucho más detrás de un color que una longitud de onda o un código Pantone 485C 

https://www.ibtimes.com/why-color-red-associated-communism-295185 

Lo cierto es que todos los días tomamos decisiones en cuanto a colores. Desde que despertamos y abrimos las cortinas, hasta que eliges el tu cepillo de dientes por el color. Tu gel tiene un color obscuro distinto al color claro o pastel de tu esposa.  Tu camisa y tu pantalón o tu falda, tu desayuno. La salsa roja pica más que la verde y la eliges por el color. El color verde en la fruta implica que aún no está lista para consumirse y el ocre y café implican que ya no está buena. Es un color que prepara la comida para reintegrarse a la tierra... a la tierra café. El verde tiene connotaciones de frescura, de naturaleza, de sano... por eso, cuando el doctor me dijo que agregarás vede a mis platos, comencé a comprar gomitas y M&Ms pero solo de las verdes, igual que chocolates de menta y por supuesto el Grande Godzilla late de Starbucks... super sano porque es verde... bueno, sin crema porque esa es blanca. Un día gris implica complicación, un día asoleado o con colores, indica felicidad.  

Muchas de las preferencias, continua Smithsonian.com, en realidad son preferencias aprendidas. No incorporadas al ADN, pero sí desarrolladas desde muy temprana edad. Los humanos asocian los colores con cosas buenas y malas de su experiencia. Por ejemplo, el café verdoso es asociado específicamente con el científicamente denominado “guácala de pollo” o “calabaza” o lo que es lo mismo la caca. Por ello, difícilmente alguien tiene el café como un color favorito. 

Un estudio de 2011 demostró que estudiantes de Berkeley tuvieron un aprecio por el azul y oro –los colores de su alma matter- y un desprecio por el rojo y el blanco –los colores de Stanford. En Stanford sucedió lo contrario. Al final, las preferencias se ajustan con el tiempo.  En la escuela Daltoniana Tlaxcaltongo, no tuvieron preferencia por ningún color en específico.  

WhatsApp Image 2019-06-17 at 12.01.21 PM.jpeg
WhatsApp Image 2019-06-24 at 6.37.01 PM.jpeg
WhatsApp Image 2019-06-24 at 7.32.47 PM.jpeg

Charles Spence, profesor de psicología experimental de la Universidad de Oxford hizo varios experimentos. Uno de ellos arrojó resultados fan-tas-ti-cos... en realidad no son fantásticos, simplemente me gusta decir fan-tas-ti-cos!... Los participantes reportaron que las palomitas servidas en un bowl rojo, tenían cierto toque de dulzura. El rojo es asociado con el sabor dulce.  

Recientemente, Palmer completó un estudio, aún no publicado, que encontró una diferencia significativa en las preferencias de color entre los participantes estadounidenses y chinos. A todos se les pidió que escribieran tanto objetos concretos como símbolos o conceptos abstractos asociados con colores particulares, y luego se les preguntó cuánto les gustaban los objetos, conceptos o símbolos en particular. Los objetos fueron el quid de las preferencias de color para los estadounidenses, mientras que los conceptos y símbolos fueron más importantes para los participantes chinos. 

La preferencia a los colores no tiene una correlación con la genética, indica Spence. La visión básica del color es la misma para todas las personas, y aunque hay cierta “Teoría del color” que hace referencia al morado como asociado con la creatividad, no existen muchos análisis que los respalden. Como buen científico, no lo niega. Chance si, chance no... o tal vez todo lo contrario, pero para que se mete en problemas de tirar toda una industria del color, simplemente puede que sí, puede que no, pero así como que muy claro muy claro... no lo es.  

https://www.smithsonianmag.com/smithsonian-institution/ask-smithsonian-how-do-colors-affect-our-moods-180957504/ 

https://us.cnn.com/2019/01/03/cnn-underscored/pantone-color-year-2019-living-coral/index.html 

Así es que no cabe duda que cuando hablamos de colores, todo es aprendido. Por ejemplo, que tono es el Azul Chiclamino... bien, pues es momento de revelarlo... es un azul entre azul rey y azul brillante, con un poco de Persia y cobalto, tornasolado sin ser perleado con azul royal y toques de azul cielo con índigo, pero en la parte de atrás, así como en un primer plano anterior al que verdaderamente estás viendo porque posterior y si lo ves de canto, se ve un azul Bondi pero justo antes de llegar al azul RAF porque puedes pasarte y llegar al grisáceo y todo eso lo llevas justo al borde, al límite de donde el azul se convierte en morado sin llegar ahí. Bien, pues ese es el azul chiclamino. ¿Me entendiste? 

 

Estoy seguro que nadie conocía hasta esta temporada el “coral vivo” y estoy seguro que no es el color favorito de nadie... NADIE... pues porque... pues porque ni siquiera el nombre existía. Es en realidad Pantone quien decidió que el color favorito de este año fuera el coral vivo, y fueron una serie de personalidades de la moda los que deciden cómo usarlos y porque usarlos y como combinarlos. Nosotros somos simples marionetas manipuladas del imperialismo –bueno, perdón... ya me salió mi lado “rojillo” otra vez. En fin, cuando hablamos de colores de ropa, de coches, de paredes o de cualquier cosa, podemos estar seguros de que es algo que aprendemos. Y cuando hablo de colores o más bien de “el color” tú sabes a que me refiero. En algún momento nos enseñaron a querer o a odiar un color, a decidir en favor o en contra de un tono. No parece haber nada genético que nos diga “si este” o “no aquel”. Así es que como en la moda, en la diversidad está el gusto y la belleza. ¿no crees? 

 

 

Esto fue Azul Chiclamino, la realidad de lo absurdo. Yo soy Rodrigo Llop. Visítame en AzulChiclamino.com. Sígueme en iTunes, Spotify, en Soundcloud y en todas las plataformas de podcasting como google podcast, stitcher y todas... suscríbete.  Sígueme en instagram y twitter @rodrigo_llop y en Facebook.  

Gracias.

¿Te preguntas porque no tienes tu podcast? Me pasa lo mismo... me pregunto porque no tienes tu podcast. Ya sea que yo te enseñe o que lo hagamos juntos, acércate a Azul Chiclamino. Yo te enseño y yo te ayudo. Entra a Azul Chiclamino y revisa las próximas fechas de nuestro taller de Podcasting. Entra a www.azulchiclamino.com y dale click a “¿Porque no tienes tu podcast?”.  

  

Y por supuesto, Escucha “Me lo contó la noche” Un podcast de historias obscuras 

Por cierto, es momento de que me digas. Al inicio te pregunté ¿Cuál es tu color favorito?  En este momento dilo en voz alta, y que no te de vergüenza. Estoy seguro que no dijiste blanco... o negro... o moreno... o moreno... o moreno claro u obscuro... o apiñonado... o pálido. O rosadito... o vampirizo o amarillo... Claro... no pensaste en “esos colores”... cierto... bien por ti, bien por mí, bien por todos... ¿ves? 

 

Fíjate... tenía un amigo que sabía perfectamente cuando se enojaba con su esposa... llegaba a la oficina perfectamente descoordinado, con traje café, corbata amarilla y camisa morada, un zapato de cada color y calcetines rojos. Resulta que era daltónico y su esposa le ayudaba a combinar su ropa todas las mañanas, excepto cuando ella estaba en ojada con él. “oooootra vez te peleaste con tue esposa... ¿verdad?” 

¿Cómo sabes? Uuuuta... ¡Si te dijera!